Marta Albaladejo Mur
Marta Albaladejo Mur

Informació

Este artículo está escrito el 02 Sep 2008, y está categorizado en Artículos, General.

Páginas

¿Qué cosas positivas han pasado desde hace un año?

Según una regla absurda del periodismo, las buenas noticias no son noticia. No es noticia toda la gente que se levanta, sana y esperanzada, y sale de casa para cumplir con sus responsabilidades; ni lo es toda la gente enferma o desamparada que recibe atención; ni todas las familias en las que hay amor; ni todas las parejas que se relacionan con afecto y no se matan. En cambio, es noticia que alguien muera en un accidente, que haya violencia doméstica, o que unos trabajadores se queden sin trabajo. Hace más ruido un árbol al caer, que todo un bosque creciendo en silencio.

Muchas personas que se encuentran en situaciones difíciles o inesperadas, en el trabajo o en la vida privada, me consultan. Vienen a mi despacho profesional, o bien me piden mi opinión a través de mi web, o vienen a comentar algo conmigo cuando acabo una clase o después de una conferencia. Al final del día, tengo muchos ejemplos de sufrimiento, de crueldad humana, de injusticia y de incomprensión.

Amo mi trabajo y me gusta ver cómo las personas, las familias, las empresas que me consultan, superan las dificultades y avanzan. Incluso, ahora he empezado a invitar a mis antiguos clientes y alumnos a hacer sesiones gratuitas para venirme a explicar sus éxitos; ¡es un placer recibir buenas noticias! ¡Con lo que cuesta encontrarlas en los medios!

El doctor Martin E.P. Seligman es el creador de la “psicología positiva”, una rama de la psicología que, en lugar de estudiar las enfermedades y los defectos de la mente humana, estudia lo que funciona bien en el ser humano. Y os aseguro que muchas mentes de muchas personas funcionan muy bien. La mente humana puede crear riqueza, establecer relaciones de afecto y de solidaridad y superar los retos.

El doctor Seligman explica que cuando sus hijos eran pequeños les hacía decir, cada día a la hora de la cena, tres cosas positivas que les hubieran pasado durante el día. Podéis probarlo: al principio cuesta; al anochecer sólo recordamos tropiezos y preocupaciones; pero si nos vamos entrenando un día tras otro, descubrimos que cada día pasamos una gran cantidad de cosas buenas. Os propongo un juego: ¿qué tres cosas positivas han pasado en vuestra vida desde el año pasado? ¡Es un esfuerzo que vale la pena!

Este artículo también está disponible en: Catalá

Dejar un comentario