Marta Albaladejo Mur
Marta Albaladejo Mur

Informació

Este artículo está escrito el 05 Mar 2011, y está categorizado en General.

Páginas

Curso para afrontar la aventura emocional de escribir las propias memorias

Si se te ha pasado por la cabeza la idea de escribir tus memorias, y la has dejado escapar, no dejes que se vaya todavía. ¡Es una aventura emocional!

Seguramente es una buena idea, como tantas buenas ideas que dejamos morir inútilmente, sin que den fruto. Hay dos buenas razones para que escribas tus memorias y algunas dudas que quizás te lo estén impidiendo.
La primera buena razón, es que vale la pena escribir lo que ahora recuerdas, no sabes si dentro de un tiempo aún lo recordarás. Escribirlo será un buen ejercicio de memoria, una buena manera de ordenar el armario de la vida y una ocasión única y especial de volver a saborear, con la salsa y las especias de lo que has aprendido, los momentos más apetitosos de tu vida. En fin, escribir las memorias es una oportunidad de conocerte mejor.
La segunda buena razón, es que tu experiencia puede ser útil a los demás. Hay personas queridas de tu familia, de tu entorno, a las que les gustará que compartas algunas de tus experiencias. Algunas personas desconocidas también pueden encontrar provechoso saber cómo afrontaste determinadas dificultades, cómo pudiste vivir determinadas situaciones y qué conclusiones sacaste de ellas, ¡quizás les puedes ahorrar incomodidades que tú ya pasaste!
Entonces… ¿qué te impide que las memorias estén escritas? Para escribir tus memorias, no es necesario tener unos estudios especiales, ni ser profesional de la escritura, se necesita haber vivido. Si te parece que es difícil, aprovecha la ayuda del curso. Hemos pensado un curso para ti, para que puedas compartir la aventura de saborear los momentos con otras personas, para que te sea más fácil organizar el tiempo de escritura y los materiales de toda una vida, para que profesionales especialistas se ocupen de la corrección de los textos, del estilo, de la maqueta i de estos detalles.

Este artículo también está disponible en: Catalá

Dejar un comentario