Marta Albaladejo Mur
Marta Albaladejo Mur

Informació

Este artículo está escrito el 17 Sep 2013, y está categorizado en General.

Páginas

¿Coaching para los hijos? ¿Y para los padres?

Ser padre, o madre, no es fácil. Quiero decir que va más allá del hecho biológico de reproducirse. Por eso, el curso que ofrezco este año de “Coaching para padres y madres” en el Col·legi de Doctors i Llicenciats de Catalunya quiere ser una ayuda para tutores, que no son terapeutas, y que se encuentran con padres y madres de alumnos que les piden orientación: “¿Qué debo hacer?”, “¿Qué deben hacer los tutores?”, “¿Hay que ir explicándoles lo que tienen que hacer con los hijos para educarles “correctamente”? ¿Y generar dependencia en la familia? ¿Y quienes son ellos para decir a una familia lo que hay que hacer? ¿O tienen que hacerse los despistados y decirles que se espabilen como puedan? El coaching puede ser una buena opción. Este curso de coaching para padres y madres también puede ser útil para padres y madres que quieran hacer coaching a sus hijos adolescentes y preadolescentes.

Este verano he leído “Noches azules”, de Joan Didion, el libro que escribe después de la muerte de su marido y, dos años después, de la muerte su hija de 37 años. Con la perspectiva de los 70 años, reflexiona sobre la vida y la muerte, y “el tema”, la educación de la hija. Ella afirma que la mayoría de padres de hijos adultos no están satisfechos de cómo los han educado; o, según ella, si están satisfechos es porque están orgullosos del estatus que les han podido dar. Quizás esto es una exageración o sirve para los Estados Unidos. No conozco ninguna estadística al respecto. No sé si en nuestro país también serviría. ¿Qué piensas? ¿Qué edad tienen tus hijos?

Como psicoterapeuta, como maestra, como formadora de profesorado y como madre, sé que hay muchos padres y madres preocupados por la educación de sus hijos; y muchos docentes convencidos de que los padres y madres no se preocupan de la educación de los hijos. He aquí lo que me llega de las escuelas en las que hago cursos para maestros y profesores, y de las personas que vienen a mi consulta de coaching.

Las entrevistas de tutoría son a menudo un punto de encuentro con padres y madres inseguros, desorientados, y hasta acomplejados por los resultados de los hijos, como si fueran ellos quienes se examinaran en cada evaluación. La inseguridad es diferente cuando los hijos tienen 2 años: “¿Y ya le tengo que quitar los pañales?”, “¿Cómo lo tengo que hacer para que mastique la comida?”; o bien cuando tienen 10: “¿Cuándo tienen que tener móvil?”, “¿Cómo le puedo ayudar a hacer los deberes?”, “¿Es normal que chatee?”. En la adolescencia la desorientación aumenta, se puede convertir en angustia, y a veces hasta en rabia: “¿Hasta que hora le tengo que dejar salir?”, “¿Le tengo que ir a buscar a la discoteca?”, “¿Tengo que permitir que venga a dormir con el noviete de turno?”, “¿Qué hacéis, que habéis permitido que fume porros delante de la escuela?”, “¿Cómo es que no vigiláis las entradas y salidas?”…

El coaching es una herramienta muy poderosa para generar aprendizaje y lograr objetivos. Las familias pueden lograr sus objetivos educativos con la ayuda del coaching. El curso de este otoño en el CDLC es práctico y aplicable a las situaciones reales. Podremos tratar la “teoría” y también trabajar casos prácticos. ¡Quizás durante el trimestre ya se verán resultados!

Puedes consultar más información en: http://www.cdl.cat/formacio-permanent

 

Este artículo también está disponible en: Catalá

Dejar un comentario