Marta Albaladejo Mur
Marta Albaladejo Mur

Informació

Este artículo está escrito el 31 Oct 2013, y está categorizado en General.

Páginas

¿Qué ayuda a los “ayudadores”?

Las personas que ayudan necesitan ser altamente competentes en el campo emocional, no solamente los terapeutas y coachs, también el profesorado, el personal sanitario y el de servicios sociales. Para ayudar a alguien que no se siente bien, hace falta que la persona “ayudadora” sepa como se siente ella misma cuando experimenta una emoción similar y tenga herramientas de gestión emocional, esto son las competencias emocionales, herramientas para aplicar la inteligencia emocional al mundo del trabajo.

¿Como desarrollamos las competencias emocionales?

El aprendizaje emocional es un caso particular del aprendizaje en general. Varias teorías del aprendizaje señalan que aprendemos con los demás: a través de les consecuencias de nuestros comportamientos (mantenemos los comportamientos que nos dan el resultado que esperamos y abandonamos los comportamientos que no nos funcionan), también aprendemos a través de la asociación de situaciones y estímulos y también, en gran parte, por la observación. Pero no es tan fácil observar las emociones de los demás. Necesitamos un mínimo de autoconocimiento para poderlas observar. De modo que el aprendizaje emocional, también el de los profesionales “ayudadores”, se hace principalmente en los primeros años de vida. Para que los niños lleguen a desarrollar competencias emocionales complejas que les permitan vivir y convivir de manera satisfactoria, hace falta que estén en contacto con adultos altamente competentes en el terreno emocional.

¿Y si las personas que se dedican profesionalmente a la ayuda, en sus primeros años de vida, no tuvieron un contexto familiar de personas altamente competentes en emociones? Si por mala suerte fue así, difícilmente su formación académica habrá suplido esta carencia; por tanto, muchos “ayudadores” y “ayudadoras” necesitan herramientas formales que complementen la educación emocional informal que recibieron y que les permitan un cambio emocional. Estas herramientas pueden ser la psicoterapia, en grupo o individual, la educación emocional o el coaching

¿Cómo puede servir el coaching a los profesionales que trabajan ayudando?

El coaching es una metodología de mejora personal, basada en la comunicación, que aplicamos algunos profesionales de la relación de ayuda. El coaching profesional es una relación que se establece entre el coach o la coach y su cliente. El coach o la coach es experto en comunicación, conoce el arte de hacer preguntas, cuestiona los pensamientos de los clientes y les da apoyo para que piensen alternativas que les permitan sentir más satisfacción persona y lograr sus propósitos. El coaching es un aprendizaje especializado que potencia las competencias emocionales de alto nivel, las que necesitan las personas que trabajan gestionando las emociones negativas de los demás.

Este artículo también está disponible en: Catalá

Dejar un comentario